Manifesto


¿Por qué este blog? o ¿Cómo decidir emprender?

Octubre 2014: me encontraba en una situación extraña, recién recibido en Dirección de Empresas comenzaba a caminar en la Consultoría en Sistemas dentro de una multi argentina con la idea de “aprender”, un mes después ya tenía ganas de irme: Microcentro, ruido, gente, locura.

Sentía que todos los días estaba dedicando mi tiempo a un cliente que no me interesaba (un gigante de las telecomunicaciones), ¡es más! al cliente yo no le interesaba, un empleado tercerizado que no aporta nada nuevo porque lo que se implementa es lo tradicional y nunca lo innovador. Lo que ya está testeado transmite seguridad, es más fácil hacer que te paguen por algo que es conocido (o esperado) su resultado.

Yo no quería eso, yo quería resolver problemas con libertad, pero problemas que a mi me interesen, no cualquiera de esos que andan por ahí a cambio de unos pesos. No pude contener a mi nerd y me lancé al análisis.

Una aburrida mañana de trabajo bajó una idea: iba a anotar todos mis gastos, categorizarlos y analizarlos. Siempre pensé que conocerse a uno mismo tenía que ver con la meditación, viajar, experimentar; pero nunca que iba a venir de la mano de un Excel.
Al día de hoy sigo anotando absolutamente todo lo que me sucede económicamente, este hermoso Excel, el Ferderizer, fue creciendo con el tiempo y dando información cada vez más representativa sobre mí, ¿cuánto gasto? ¿cómo gasto? ¿ingresos? ¿deudas? ¿inversiones? etc.

Enero 2015: miré por última vez el Ferderizer antes de salir de vacaciones, tenía una semana, a esa altura ya había generado el gasto promedio por día representativo de los últimos 4 meses: sabía cuanto necesitaba para vivir y en qué lo gastaba. Así fue como de repente cambié Microcentro por una playa en Uruguay, carpa con amigos. Finalmente a la vuelta tomé la decisión: dejé la Consultora.

Todo esto lo pude hacer exclusivamente porque tenía unos pesos ahorrados, sabía cuanto necesitaba para vivir por día, entonces: (AHORROS – RESERVA DE SEGURIDAD) / GASTO PROMEDIO POR DÍA = DÍAS PARA VIVIR COMO EMPRENDEDOR, vi por primera vez ese número: 15 meses para hacer lo que quiera. Vivo con mis viejos. Vamo y vamo.

Así decidí ser mi propio jefe. ¿Qué quiere decir esto? Día a día voy a hacer solamente aquello que realmente tengo ganas de hacer, y si lo hago es porque me hace feliz. Habrán día increíbles, otros no, y algunos que ni fu ni fa.
Hoy tengo ganas de hacer este Blog, y en el voy a ir contando experiencias y hablando sobre temas que me gusten.

¿Cómo termina la historia? Todavía no lo sé, el camino comienza aquí.


2 thoughts on “Manifesto

Deja un comentario

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *